Autorización para el fuego

entre la posesión y la encarnación
Por Helena Martin Franco
Image
Credito de imagen: ZS.
Centro de las artes de Banff
Residencia de colores primarios # 1
15-28 de abril de 2018

En este documento, el género femenino se utiliza como genérico, con el único propósito de no sobrecargar el texto.

Era primavera del 2018. Gracias a la invitación de Primary Colours/Couleurs primaire1PCCP https://www.primary-colours.ca (PCCP), tuve la oportunidad de realizar una residencia singular en Banff Center for the Creativity2 El Centro Banff para las artes y la creatividad es un importante organismo cultural canadiense de renombre internacional. Existe desde los años 30. El centro apoya la creación en sus distintas disciplinas, la innovación en las artes y los encuentros interdisciplinarios e interculturales. https://www.banffcentre.ca. Fueron quince días que ampliaron mi perspectiva sobre el paisaje artístico canadiense, sus múltiples tensiones y sus desafíos en la actualidad. PCCP es una iniciativa cuyo objetivo es juntar artistas y gestores culturales autóctonos3En Canadá, el término « pueblos autóctonos » se refiere a los habitantes originarios del territorio que hoy es definido como Canadá; las Primeras Naciones, los mestizos y los Inuit». https://www.thecanadianencyclopedia.ca/fr/article/peuples-autochtones Consultado el 29 de junio 2019. y de color y situar las artes aborígenes en el centro del sistema del arte canadiense.

Montreal - Baltimore, marzo 2019

Los recuerdos fueron apareciendo y tomaron forma de relato en la marcha de un tren que se dirigía a Maryland donde viviría una nueva residencia artística. Esta vez me reuniría con la mujer elefante4Una mujer elefante : http://fe.helenamartinfranco.com/; ese monstruo que nace del despecho de los encuentros amorosos interculturales. En el camino, no pude evitar rememorar Banff y el recorrido para ir al encuentro de los artistas de los Colores Primarios. El viaje en tren de Montreal a Baltimore fue un interludio cuyo ritmo está determinado por la cadencia del tren y la visión de paisajes sublimes norteamericanos. Era el momento propicio para poner en palabras el encuentro intercultural vivido en Banff. No ha sido fácil escribir este texto. Y es que muchas cosas sucedieron desde entonces; eventos que me han obligado a revisar perspectivas y a reformular mis convicciones.

No conocía Banff, ni el pueblo, ni el parque nacional, ni el centro mítico de la creación y los encuentros culturales. Las expectativas eran enormes; paisajes paradisíacos, condiciones excepcionales para la creación, cohabitación con artistas de todo el mundo, una acogida delicada y confortable. Hubo de todo eso y más y, sin embargo hubo incongruencia. Dicen que la vida no es un picnic, ni una película, ni una fiesta y una experiencia sublime suele estar acompañada de su antónimo. Nuestro deseo de construir colectividad, de hacer alianzas y de encontrar soluciones a nuestros problemas comunes estaba enmarcado por impresionantes olas de hielo y piedra y por una estructura institucional a dos velocidades.

Image
Credito de imagen: ZS.

El sótano frontera

¿Qué sucede en esa tarjeta postal de montañas rocosas que es Banff? Tierra sagrada, ocupada, turística, un lugar rico en evocaciones por sus paisajes y su historia. En este lugar idílico, nuestro taller era una metáfora; un semisótano oscuro donde nos reuníamos artistas de color5En medio de los debates actuales sobre la identidad, la categoría « de color » despierta interrogantes que buscan entender porque, como mujer latinoamericana de piel clara, se me clasifica de esta manera. Por supuesto, su pertinencia se acentúa según el territorio. Al respecto, adhiero a la perspectiva de la filósofa feminista argentina María Lugones, quién desde el feminismo define la expresión « de color » como una coalición abierta. Ella dice « Mujer de Color no apunta a una identidad que separa, sino a una coalición orgánica entre mujeres indígenas, mestizas, mulatas, negras: cherokees, puertorriqueñas, sioux, chicanas, mexicanas, pueblo, en fin, toda la trama compleja de las víctimas de la colonialidad del género. Pero tramando no como víctimas, sino como protagonistas de un feminismo decolonial. La coalición es una coalición abierta, con una intensa interacción intercultural ». Lugones, María « Colonialidad y género» Página 13. Tábula Rasa. no 9 Bogotá julio/diciembre 2008., mestizos e indígenas. La circunstancia nos definía como una fuerza subterránea e invisible. Ahí honramos la diferencia, bailamos la desposesión, meditamos la inmigración, relatamos el desarraigo. Vivimos sin tener nada que demostrar. El respeto de la palabra y la obra de cada uno fue una constante. Es decir, estuvimos juntos sin la presión de tener que vendernos, sin jerarquías entre generaciones ni culturas. Por dos semanas esto fue posible y nos hizo bien.

La residencia comenzó con la búsqueda de las respuestas a las preguntas que queman. Para mí era importante entender cómo podemos construir lazos de confianza entre personas tan distintas. ¿Cómo lograrlo cuando navegamos entre categorías que se frotan hasta chirriar? Sabemos que estamos asignadas a estratos de color, de cultura y de origen que compiten entre sí. Esta interrogante nació en el primer gran encuentro PCCP que tuvo lugar en Victoria en noviembre 2017. En ese momento, algo entendí sobre la bastedad de las comunidades que viven hoy en Canadá, sobre sus búsquedas por la autonomía, sobre sus invisibilidades. También viví la fuerza que produce ese ponernos juntos. Fue un privilegio estar ahí en cuerpo presente y poder constatar que otras dinámicas de comunicación e intercambio son posibles; no por la adopción de una perspectiva por defecto, la que se quiere ella misma universal o neutra, pero por una cohabitación deferente de distintos puntos de vista. Entonces, la escucha se hace indispensable y se reafirma como acción. De esta manera se pueden vivir otras temporalidades, tejer narraciones y crear saberes. Y sin embargo puede haber desencuentro.

Image
Credito de imagen: ZS.

Decir

Para hablar de encuentro, Fritta Caro6Fritta Caro, mi alter ego inmigrado http://frittacaro.helenamartinfranco.com/ diría la VISITA7http://frittacaro.helenamartinfranco.com/fr/mes-salons/. Ella redefine este evento social entre recién llegados como un espacio efímero donde cada relato altera la identidad del sus participantes. Para resumirla, Fritta Caro es el reflejo del peso de las identidades migrantes encarnada en performances en espacio público.

Cómo redefinirse cada vez y vivir nuestros duelos

En aquella ocasión, Fritta Caro convocó una VISITA donde las prácticas artísticas se hablaran entre ellas; el statement se volvió relato y se contó ella misma.

De nuestras interacciones operaron descentramientos. Nos narramos sin alienarnos, sin seducirnos, sin respuestas predeterminadas. Compartimos ritos, oficios, trayectorias, luchas, curas, dudas. El Embodiment se presentó como un recurso fundamental para entender desde el cuerpo, para escapar de la hegemonía del discurso, de la razón, de las clasificaciones estáticas de las identidades. Los cuerpos fueron considerados, honrados, cuidados.

Image
Credito de imagen: ZS.

Las poseídas

Edwood y yo solíamos fumar y contemplar el orden que nos rodeaba; un campus moderno en el que se percibe la búsqueda de un confort muy limpio, muy controlado. Dicen que el oeste canadiense es así. Nos preguntamos en qué medida la concepción paisajista y su ruido omnipresente de máquina de ventilación condicionan las interacciones humanas y la creación. Entonces, aparecían en mi mente imágenes de The shining. En el imaginario popular, la película de Stanley Kubrick se filmó en el Fairmont Banff Springs Hotel. Se trata de una de esas mentiras comerciales, una fantasía de terror que alimenta la atracción turística de Banff. Entonces, mientras escuchábamos la exhalación de esa entidad invisible me preguntaba: ¿Será que las historias horror que vivimos hoy día en el medio cultural son el resultado de las contaminaciones de las políticas culturales con las alianzas corporativas?

Del SLAVATA y otros demonios8Subtitulo inspirado en la novela del autor colombiano Gabriel García Márquez Del amor y otros demonios.

Grandes rupturas se revelaron unas semanas después de nuestro paso por Banff. Giros desesperados causados por denuncias públicas de racismo y opresión dieron origen al verano SLAVATA9SLAVATA, expresión que nace de una conversación entre Hannah Claus, Zab Maoungou y yo sobre SLĀV y KANATA, la piezas de teatro de Robert Lepage. Nos encontrábamos en un restaurante en Montreal. Ante la evidente incomodidad del cliente de la mesa contigua, Hannah escribe sobre un pedazo de papel SLAVANATA, y en seguida SLAVATA ¡aprobado! Montreal, julio 27 2018. y al vuelco administrativo de la Centrale galerie Powerhouse10La Centrale galerie Powerhouse es uno de los primeros centros de exposiciones del Canadá gestionados por artistas. Desde 1974, tiene como misión apoyar la difusión de las prácticas de las mujeres artistas. En distintos momentos de su historia, su membresía ha revaluado su perspectiva feminista para responder a los cambios sociales y a la búsqueda de la coherencia entre el discurso y la práctica. En el otoño 2018, la Centrale fue el epicentro de denunciaciones de racismo y exclusión en le contexto de las artes visuales, lo que ocasionó un cambio radical de su administración como del equipo de trabajo. Hoy, que la galería está dirigida en su mayoría por mujeres de color. Considero que ahora su gran desafío es lograr desenmascarar y desarticular la colonialidad del poder, un paso fundamental para alcanzar la tan deseada estructura horizontal. http://www.lacentrale.org/, siendo estas las expresiones más elocuentes de una agitación que sacude el medio cultural montrealense. Por donde una se situara, se acentuaban las divisiones entre culturas, colegas y amigas. La conversación sobre estos temas se volvía cada vez más dolorosa. Ahora que sobreaguamos entre los debates aun no resueltos de la exclusión en las artes y de la apropiación cultural, la pregunta sobre la creación de lazos de confianza es más pertinente que nunca: ¿Cómo hacerlo entre un nosotras “diverso”, desarticulado y herido? Un nosotras que algunas veces se divide para decir vous-autres.

En medio de este frenesí, donde resurgen traumas generacionales, la primavera de Banff con PCCP se afirma entonces como una alternativa que da alivio y nuevas herramientas de deconstrucción para salvar las nociones de cohabitación, diálogo y apoyo. Al final de la residencia comprendí que esta fue esencialmente una invitación a vivir juntos. Quiero decir, compartir tiempo y espacio. Tuvimos quince días que para conocernos, crear lazos de confianza y alianzas profesionales. Pudimos constatar que a pesar de nuestras diferencias, nos situamos en perspectivas similares; puntos de vista que suelen ser incómodos porque cuestionan la colonialidad de las políticas establecidas y las estructuras del poder de las instituciones culturales. Pudimos reconocernos como artistas dispuestas a construir puentes entre disciplinas y culturas. Alimentamos el deseo de crear plataformas que favorezcan los intercambios artísticos, la realización y la difusión de nuestros trabajos. Es así como ese territorio, que se debate entre lo divino, lo corporativo y la creación, fue semillero de proyectos; algunos realizados, otros aun en gestación. Aun quedan preguntas ardiendo. Queda también la certeza de que grandes dimensiones de cada una permanecen ocultas.

Un año después, en la Centrale galerie Powerhouse, nos cruzamos en la vida con Soleil Launière. Recordamos. Coincidimos que la residencia de los Colores Primarios en Banff nos hizo bien, que fue un encuentro afortunado.

Un agradecimiento enorme a France Trepanier, Chris Creighton-Kelly, Breanna Fabbro, Annie France Noel, Ashok Mathur, Ayumi Goto, Charles Campbell, David Ng, David Woods, Elwood Jimmy, Hannah Claus, Haruko Okano, Michele Emslie, Michelle Jacques, Peter Morin, Soleil Launière, Zab Maboungou y Zool Suleman.
Muchas gracias al equipo del Banff Center for Arts and Creativity por los cuidados y la acogida.

Notas

  1. PCCP https://www.primary-colours.ca
  2. El Centro Banff para las artes y la creatividad es un importante organismo cultural canadiense de renombre internacional. Existe desde los años 30. El centro apoya la creación en sus distintas disciplinas, la innovación en las artes y los encuentros interdisciplinarios e interculturales. https://www.banffcentre.ca
  3. En Canadá, el término « pueblos autóctonos » se refiere a los habitantes originarios del territorio que hoy es definido como Canadá; las Primeras Naciones, los mestizos y los Inuit». https://www.thecanadianencyclopedia.ca/fr/article/peuples-autochtones Consultado el 29 de junio 2019.
  4. Una mujer elefante : http://fe.helenamartinfranco.com/
  5. En medio de los debates actuales sobre la identidad, la categoría « de color » despierta interrogantes que buscan entender porque, como mujer latinoamericana de piel clara, se me clasifica de esta manera. Por supuesto, su pertinencia se acentúa según el territorio. Al respecto, adhiero a la perspectiva de la filósofa feminista argentina María Lugones, quién desde el feminismo define la expresión « de color » como una coalición abierta. Ella dice « Mujer de Color no apunta a una identidad que separa, sino a una coalición orgánica entre mujeres indígenas, mestizas, mulatas, negras: cherokees, puertorriqueñas, sioux, chicanas, mexicanas, pueblo, en fin, toda la trama compleja de las víctimas de la colonialidad del género. Pero tramando no como víctimas, sino como protagonistas de un feminismo decolonial. La coalición es una coalición abierta, con una intensa interacción intercultural ». Lugones, María « Colonialidad y género» Página 13. Tábula Rasa. no 9 Bogotá julio/diciembre 2008.
  6. Fritta Caro, mi alter ego inmigrado http://frittacaro.helenamartinfranco.com/
  7. http://frittacaro.helenamartinfranco.com/fr/mes-salons/
  8. Subtitulo inspirado en la novela del autor colombiano Gabriel García Márquez Del amor y otros demonios.
  9. SLAVATA, expresión que nace de una conversación entre Hannah Claus, Zab Maoungou y yo sobre SLĀV y KANATA, la piezas de teatro de Robert Lepage. Nos encontrábamos en un restaurante en Montreal. Ante la evidente incomodidad del cliente de la mesa contigua, Hannah escribe sobre un pedazo de papel SLAVANATA, y en seguida SLAVATA ¡aprobado! Montreal, julio 27 2018.
  10. La Centrale galerie Powerhouse es uno de los primeros centros de exposiciones del Canadá gestionados por artistas. Desde 1974, tiene como misión apoyar la difusión de las prácticas de las mujeres artistas. En distintos momentos de su historia, su membresía ha revaluado su perspectiva feminista para responder a los cambios sociales y a la búsqueda de la coherencia entre el discurso y la práctica. En el otoño 2018, la Centrale fue el epicentro de denunciaciones de racismo y exclusión en le contexto de las artes visuales, lo que ocasionó un cambio radical de su administración como del equipo de trabajo. Hoy, que la galería está dirigida en su mayoría por mujeres de color. Considero que ahora su gran desafío es lograr desenmascarar y desarticular la colonialidad del poder, un paso fundamental para alcanzar la tan deseada estructura horizontal. http://www.lacentrale.org/
Helena Martin Franco es originaria del Caribe colombiano, vive y trabaja en Montreal desde 1998. Su práctica transdisicplinaria explora el mestizaje entre las técnicas tradicionales con las nuevas tecnologías. A partir de auto-ficciones, ella revela permeabilidades y conflictos de las fronteras de las identidad cultural, nacional o de género en contextos de inmigración. View bio.
 
Rungh Cultural Society